Buscar este blog

lunes, 26 de marzo de 2012

La historia del codillo

¡Buenas noches!

¿Qué tal ha ido el fin de semana? Espero que bien, el mío la verdad ha sido bastante movidito pero bueno...por lo menos he aprovechado para ir al parque e intentar quitarme este color paliducho de una vez porque no sabéis el calor que está haciendo. El sábado fui de fiesta y ayer estuve descansando así que por eso no he escrito mucho pero bueno ya estoy recuperada :)

Como os prometí, os voy a contar la historia del Schweinehaxe (codillo) cuando vine a Leipzig por primera vez.  Cuando llegó el puente de la Inmaculada vinieron a visitarme mis padres, con unos amigos. Además vienieron en la mejor época porque estaba el mercado de navidad y no sabéis lo bonito que es. Todo el mundo tomaba Glühwien (vino caliente, asqueroso por cierto pero muy típico en Alemania) y comían gofres con nata o nutella y no sabéis como se ponían, a veces daban ganas de decirles que se limpiasen un poco con la servilleta :) A mi la verdad que me rechifla porque está toda la ciudad llena de puestos y todo el mundo haga el frio que haga salen a la calle.



Me acuerdo que fuimos a pasar el día a Dresden porque está muy cerca de Leipzig y yo había pasado el verano allí estudiando alemán antes de irme de Erasmus. Dresden es precioso y como el día anterior fuimos a Berlin, decidí llevarles allí. Fuimos con una amiga mía Carla, que conocí ese año, y su hermana con su novio. Pasamos un día fantástico, de verdad, lo único, que Rafa (un amigo de mi padre) quería cenar codillo cuando volviésemos. Bien, nos dió una guerra con el codillo que nos os podéis iaginar. Yo todvía no hablaba muy bien alemán y ellos por supuesto nada. Pero Jack, como su abuelo es alemán y vivió en Alemania durante un tiempo cuando era pequeño pues es casi como un nativo. Sólo había un problema, los gestos que Rafa le hacía a Jack no eran demasiado acertados: Rafa no paraba de enseñarle el brazo a Jack cuando era la rodilla, donde se juntan los huesos de la pata. Y Rafa todo el rato le decía CODILLO, CODILLO añadiendo "bah estos chavales de hoy en día no saben lo que es bueno" (bueno Rafa y mi padre, claro).


 En las fotos llevo una bufanda de Burberry, una Belstaff negra, un cinturón de Gucci (que siempre hay, quizás no el mismo pero si vaís seguro que hay uno muy parecido), unas Ugg marrones altas y una camisa de Ralph Lauren (de niños, son mejores). El bolso también es de Gucci es de hace dos temporadas pero bolsos siempre hay preciosos así que seguro que encontraís uno. Mi madre, que en la segunda foto está al lado de Jack y de mi padre, llevaba una chaqueta de Gucci con un bolso de Yves que adoro y cuando puedo me lo coloco rápidamente.

Creo que en esta foto lo podéis ver algo mejor. De todas formas seguro que tenéis uno parecido porque todo el mundo copió el bolso, Amancio el primero ;)

Cuando volvimos de Dresden, el cachondeo que tuvimos en el tren fue indescriptible. Mi padre nos hizo unos gorros de periódico y fuimos cantando todo el camino hasta llegar a Leipzig. Me acuerdo que a la ida nos mandaron callar porque no les gustaba cómo cantábamos (no saben lo que se pierden).

 El de verde es Rafa y el otro que está haciendo el tonto...os podéis imaginar :) a Rafa lo del gorrito mucha gracia no le hizo pero bueno, gracias a él, el resto nos lo pasamos pipa pero que sepáis que es el mejor, de veras. Es majísimo y cuando se juntan mi padre y él no hay quién se aburra.

Cuando llegamos fuimos a cenar al Restaurante alemán con Jack que si algún dia vaís a Leipzig tenéis que visitar: Bayerische Bahnhof y si reservaís mejor porque siempre está llenísimo. Rafa no paraba de decirle que como no le trajesen un codillo que le iba... bueno eso no importa :) Jack estaba ya medio sudando de la tensión porque no sabéis la chapa que tuvimos con el codillo. Además Rafa es muy serio pero si le conoces sabes que está de cachondeo pero claro, el pobre Jack entre que no hablaba mucho castellano y que no sabía si Rafa estaba de cachondeo o no...  Menos mal que al final Jack acertó y que queréis que os diga pero es el mejor codillo que hacen en todo Alemania. Por no decir la cerveza... Gose es un tipo de cerveza típica en la zona de Leipzig y es en este sitio donde la hacen. "Die Gose stellt sich selber ohne Zutuung Hefe oder Gest" ("La Gose fermenta sin la adicción de levadura"). Mis padres y Lorea (la mujer de Rafa) tomaron de frutas pero Rafa creo que probó casi todas las cervezas del menú, porque hay tantas variedades que ya que se va a Alemania hay que porbar todas. La verdad que fue una de las mejores noches porque no sabéis todo lo que nos pudimos reir.

Aquí estamos Jack, Sofia y yo después de cenar (como podéis ver los platos son enormesssssss). La cerveza de la pajita es la de frutas y la verdad que es muy suave (para a los que no os gusta mucho la cerveza, no sabe casi a cerveza y está buenísima).

Bueno chicos me voy a dormir. Mañana os contaré la fiesti que dí hace menos de un mes donde vais a tener un montón de modelis y si puedo el viaje a New York que hicimos mi madre y yo (divertidísimo ya veréis).

Besos.


BOOKING.COM online hotel reservations

No hay comentarios:

Publicar un comentario