Buscar este blog

jueves, 25 de octubre de 2012

Bota Walker sí, pero con estilo.

Buenas tardes de nuevo.

Quiero escribir este artículo sobre todo para todas aquellas personas que están como yo, han estado o van a estar. Os voy a decir una cosa: está siendo la peor experiencia de mi vida. Os voy a contar mi historia ya que creo que nunca lo he hecho.

A mí siempre me ha gustado hacer mucho Ballet y gimnasia rítmica pero cuando empecé a la uni lo dejé por falta de tiempo. Cómo no, todos sabemos lo que pasa cuando se deja de hacer deporte: que si un kilito aquí que si otro allá. Así que decidí hacer footing, ya que a mis padres les apasiona correr (corren medias maratones, etc. cosa que odio. Bailar y eso me gusta mucho, pero correr...) y después de acostumbrarme a ir todos los días, un día empecé a notar un dolor horrible en el tobillo. No sé si seréis como yo pero ODIO ir al médico así que lo dejé pasar hasta hace poco. El año pasado me dí cuenta que no podía seguir así: tengo 23 años y no puedo estar coja cada vez que doy dos pasos y estar echándome Voltaren día sí y día también. Así que mi padre me pidió cita para el Dr. MIKEL SÁNCHEZ en Vitoria ya que es el mejor médico y yo quería a un buen médico por si había algún remedio que no fuese cirugía (aquí encontraréis más información: http://www.usplaesperanza.com/web/clinica-usp-la-esperanza-vitoria/medicos/ficha?/1247/S%C3%A1nchez-%C3%81lvarez-Mikel es caro nos os voy a mentir, pero os aseguro que es el mejor y que si lo que tenéis es una tontería no os va a decir que os operéis allí). Pero no, me dijo que en mi pie izquierdo, dos huesos que tenían que estar separados estaban juntos (que lo tenía desde que nací pero que con la edad eso se iba pronunciando).

Así que hace dos meses me operaron del calcáneo y astrágalo. Lo que me hicieron fue romper los huesos y ponerme dos tornillos una chorradita aparentemente. Yo me operé en el hospital de Cruces en Barakaldo y mi cirujano fue Dr. Pablo Blazquez al principio tiene mala leche pero luego es un majete. Además seguro que sólo tiene mala leche conmigo que le mareo: al de una semana de operarme tuve que volver por infección y me ingresaron y me dejaron en Boxers que no hay ni una ventana. Me dijeron que sólo era una noche pero a la mañana vinieron sus ayudantes y me dijeron que igual me tenía que quedar una noche más. Me entró tanto agobio que yo no podía para de llorar y sólo me quería ir y cuando vino me dijo "tu eres la que se quiere ir? Yo también pero aquí estoy", menos mal que al me dejó irme porque no tenía fiebre ni nada porque si no, no sé lo que hubiese sido de mi.

Yo siempre he pensado que soy una persona bastante optimista y siempre he salido adelante de cualquier situación, pero esto me ha superado. Estar casi 1 mes con una escayola, pincharme en la tripa (bueno me pinchaba mi padre porque yo ni me atrevo y cómo no, acabé con toda la tripa llena de moretones), ir en silla de ruedas, luego la bota y las muletas es demasiado. Creo que no he llorado tanto en toda mi vida. Ahora ya no, pero cuando iba en silla de ruedas no sabéis lo mal que lo pasé. Pero bueno, desde que me pusieron la bota parece que empiezo a ver la luz (aunque creo que digo esto porque en dos semanas espero que me quiten la bota que si no...). Además ahora ando con una muleta de vez en cuando, puedo apoyar más en mi pie izquierdo, lo que significa que mis manos y mi espalda me duelen menos. Al principio no sabéis cómo tenía las manos y la espalda de doloridas pff....

Así que sí, es una experiencia horrible aunque dicen que estas cosas son las que nos hacen más fuertes y espero que así sea. Antes me molestaba que alguien dijese algo de mí o que me criticasen y ahora me parece una tontería. Así que si he aprendido algo es, que hay cosas más importantes en la vida que lo que la gente piensa de tí. Lo más importante es sentirse agusto con uno mismo y disfrutar a tope, nada más. Y mucha gente que os vea con la bota os llamará robocop o la primera chorrada que se les pase por la cabeza pero ¿sabéis qué? que lo importante es que después vamos a estar perfect@s y seguro que se mueren de envidia porque no sé vosotr@s, pero yo, después de esto me estoy dando cuenta de lo afortunada que soy: tengo unos padres que me quieren muchísimo, que mientras he estado mal han estado conmigo cada minuto, que tengo la mejor abuela del mundo, mucha gente que se preocupa por mi y que al final del día es lo que importa. En una palabra, al final del día soy una privilegiada y que hay mucha gente que desgraciadamente no tiene la misma suerte así que no vamos a quejarnos por llevar una maldita bota. Además si lo pensáis bien sólo hay que llevarla dos meses así que qué mas da lo que la gente piense. Sinceramente, hay mucha gente que pasa por peores cosas y sale adelante.


Y no os creáis que los famosis no llevan boti ¿eh? David Beckham, Halle Berry, Jessy J, Rooney y Maria Menounos entre otros, también han llevado y mirad qué bien están ahora. Además por mucha boti que hayan llevado siempre han ido muy guapos así que ya sabéis, no hay que perder la esperanza. Si no intentamos luchar por nosotros ¿quién lo va a hacer?







Y cómo no, yo también tengo la bota que al final va a marcar tendencia ya os lo digo yo ;)




Bueno lo dicho, mucho ánimo que el tiempo parece que no pasa pero en realidad pasa volando y no nos podemos quejar que por lo menos tenemos botas, muletas y la oportunidad de comprar todo tipo de pastis cuando no aguantamos el dolor que mucha gente lo tiene que aguantar. 

Yo ya estoy en la fase rosa mosqueta a tope y esperando al día 5 de noviembre que espero que me quiten ya la bota. Si estáis como yo con la bota, no dejéis de ejercitar el pie que poco a poco va cogiendo movilidad.

Besos. 

4 comentarios:

  1. Hola! solo decirte que me he hecho un blog por hastío y entretenimiento, y me ha alegrado mucho encontrarte y leerte. Aun sigo con mi escayola, y el día 25 supongo que me pondrán la bota. Estoy deseando ese momento, y más ahora. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Tienes mucha razon..lo verdaderamente importante es sentirse bien una misma y quererse...yo tambien lloro mucho,pero ahora tengo que sacar ese espiritu positivo e ir mejorando.muchas gracias y besos

    ResponderEliminar
  3. Hola, de casualidad cai aqui y yo tambien estoy con mi bota por ahora por 40 dias por un esguince de tobillo que me he hecho al doblarme el pie izquierdo mientras hacia trekking arriba de un Glaciar, me dio mucho bajonazo que el medico hoy postergara el tiempo ya que llevo ya 7 dias de bota y pensé que serian menos y aun no hablamos de cuando comenzará la rehabilitacion y pues bueno, veo las fotos para ver si puedo ponerle un poco de glamour a mi situacion, sonreir y aunque lleve ese aparato que pesa saber que aun puedo verme guapa.

    ResponderEliminar
  4. Leí tu blog. Es una experiencia esto de la boti, me siento un robot o esquimal. Aguantaré 2 semanas y espero recuperarme. Saludos desde México.

    ResponderEliminar